280 caracteres en Twitter desde hoy mismo para todas las cuentas

280 caracteres para Twitter

Twitter se ha revolucionado. Hace unas semanas la red social anunciaba el aumento de su límite de caracteres, una decisión que en su momento tenía sentido pero que hoy era obsoleta. Tras un primer batch de cuentas “privilegiadas”, hoy han activado la ampliación a 280 caracteres para todo el mundo. ¿Tiene sentido a estas alturas ampliar la limitación y no retirarla?

Continuar leyendo “280 caracteres en Twitter desde hoy mismo para todas las cuentas”

Comparativa de subida de fotos mediante apps

Las casualidades de la vida han hecho que caiga en mis manos un Sony Xperia Z1, cuya característica más destacada (aparte de su pantalla de 5.05”) es su cámara de 20.8 MPx. Yo con mi cámara EVIL tengo de sobra para echar fotos BUENAS, pero ahora que tengo una tan potente en el bolsillo pensaba en hacer un poco más de experimentación, y como es normal en mi, empiezo por el final.

Continuar leyendo “Comparativa de subida de fotos mediante apps”

Tablet vs Ordenador: 1-0 por gol de oro

Esta entrada ha sido escrita sin utilizar ningún ordenador.

Los tablets están con nosotros a nivel doméstico (entiéndase, a precio “asequible” y con disponibilidad masiva en tiendas) desde que aterrizó el iPad en la Keynote del 27 de enero de 2010. Mucho se ha hablado desde entonces y más que nadie la comunidad de técnicos informáticos, quienes veían que la población se dividía en quienes eran capaces de sustituir un ordenador personal por una tablet y los que no.

Afortunadamente, o por desgracia, esta sustitución se ha visto mermada por la técnica comercial de vender terminales low cost con unas especificaciones que hacen imposible cualquier tarea que no sea navegar por internet o usar una app simple. Con otras palabras, cualquier chino puede armar un cachibache con cuatro cables y una pantalla, ponerle la última distribución de Android que sea compatible con el hardware que ha armado y sacarlo a la venta como un tablet low cost que sigue costando mucho más de lo que vale, y generando una experiencia de usuario nefasta: si te compras un tablet para sustituir a tu ordenador y apenas puedes mandar un correo, lo más probable es que te sientas frustrado con esa tecnología y la rechaces en un futuro, cuando lo que tenías que haber hecho es invertir en un gadget acorde con tus necesidades.

Y es precisamente en el apartado económico donde está la primera (aparente) victoria de los tablets: Con echar un vistazo al catálogo de MediaMarkt puedes ver tablets a 100€, Worten las tiene a partir de 80€ y en Amazon puedes encontrar hasta de 60€, mientras que con ordenadores portátiles (netbooks, para bajar el precio al máximo) puedes encontrarlos en las anteriores tiendas a 330€, 300€ y 250€ respectivamente, pero es injusto comparar esos precios porque no estas comparando el mismo producto: memoria masiva aparte, en los tablets tienes pantallas de 7 pulgadas y en los portátiles de 11 pulgadas no bajan, la memoria RAM de las primeras con suerte llega al medio giga y en los segundos puedes establecer el mínimo sin problemas en 2 GB, y si hablamos de procesador no hay color: de 1.5 GHz de media de las tablets pasas a dobles núcleos que rozan los 2 GHz cada uno.

Pero claro: una tablet es muy cómoda para leer un periódico o para mandar un e-mail esporádico, ver el Facebook… ¿Seguro? ¿Cuánto de cómodo?. Las pantallas de 7 pulgadas suelen parecer pequeñas para interactuar con ellas y para personas de edad un poco más avanzada incluso la lectura es un poco incómoda (para que te hagas a la idea del tamaño, 7 pulgadas equivale aproximadamente al tamaño de página de un libro de bolsillo), y dado que este tamaño se ha convertido en el estándar comercial, cualquier tablet con pantalla mayor de 7 pulgadas verá incrementado su precio de forma exagerada (por ejemplo, las tablet Samsung Galaxy Tab incrementan su precio en 100€ al pasar de 7 a 10,1 pulgadas o los Nexus, que de 7 a 10 pulgadas incrementan en 170€). Por otro lado, las aplicaciones que tienes en un tablet muy pocas veces sustituyen a las que puedes instalar en un ordenador, y por esto mismo hay versiones de webs que no te aparecen de forma cómoda en una pantalla de tablet, ya sea por falta de un diseño responsivo que se adapte correctamente al terminal desde el que se maneja, o porque este diseño se haya hecho de forma cutre y pobre.

Tablet, teclado y atril

Todo apunta a que un tablet es una compra estúpida, pero el mercado parece empeñado en establecerlas como sustitutos definitivos y lo está haciendo a base de tirar piedras al tejado de los portátiles: el software actualizado está requiriendo especificaciones cada vez más potentes, haciendo tediosas las labores más básicas en un ordenador portátil limitado como navegar por internet o reproducir películas en medianamente buena calidad (aunque claro, te he hablado de gastar 300€ en un portátil, no de invertir en un BUEN portátil) y muy pronto hasta el sistema operativo será el primer lastre, dado que he notado un bajón de rendimiento muy fuerte en el paso de Windows 8 a Windows 8.1 (en mi ordenador de sobremesa, que no es precisamente corto en especificaciones).

En mi casa, como podéis imaginaros, tengo overbooking de dispositivos: mi teléfono móvil Nexus 4 es mi dispositivo más usado, seguido de mi PC de sobremesa, y luego tengo mi tablet Nexus 7 y mi netbook Acer Aspire,  de 11 pulgadas, 2GB de RAM y procesador de 64 bits de 1.3GHz, los cuales apenas uso por los problemas aquí expuestos. Pero lo que ha situado el tablet como uno de mis dispositivos más usados (quedándose por encima de mi ordenador de sobremesa incluso) es la búsqueda exhaustiva de aplicaciones y dispositivos que suplan las carencias del mismo, y ahora mismo con sólo la tablet puedo bajarme la serie del momento y sus subtítulos para verlo donde esté más cómodo (cuidado con las posturas que cogéis en la cama con el tablet o con el cuello si estáis en un medio de transporte) o escribir textos largos con la ayuda de un teclado bluetooth y un soporte para dejar la tablet (de nuevo cuidado con las posturas). Hay determinadas aplicaciones que son las que han hecho al tablet más útil que otros dispositivos y es necesario tener la mente abierta para aprender a utilizar estas nuevas aplicaciones y ser conscientes de las limitaciones o las funcionalidades extra que tienen… que ya no estas escribiendo en Word en tu PC!!! A continuación os listo mis must have para hacer que un tablet sea un dispositivo completo y útil:

Atril de tres posiciones

HARDWARE
Teclado físico: mi última adquisición y la que ha marcado el antes y el después en el uso de la tablet. Con el teclado en pantalla pierdes visibilidad y precisión, está bien para escribirse cuatro mensajes en alguna red social, pero para eso es más cómodo el móvil, por lo que considero que es un accesorio esencial.

Cable OTG (On-The-Go): de lo primero que compré para potenciar el uso del tablet, con esto puedes conectar pendrives, ratones, teclados… prácticamente cualquier dispositivo USB. En teoría también puedes conectar un hub USB para a su vez conectar varios dispositivos a la vez, pero dudo que funcione correctamente (a no ser que el hub tenga su propia fuente de alimentación). Con tantas soluciones de almacenamiento en la nube, no merece la pena usarlo para pinchar un pendrive o una tarjeta ya que al final ese tipo de dispositivos generan mucha duplicidad de ficheros y un lío tremendo de versiones.

Soporte: Para poder dejar la tablet en buena posición hay muchos tipos de atriles o soportes para ver la pantalla a buena altura y distancia. Yo he apostado (y lo recomiendo) por una funda rígida de tres posiciones para poder adaptarme a cada posibilidad, si bien aumenta un poco el grosor también se gana en seguridad.

SOFTWARE
External Keyboard Helper PRO: En muchos teclados (sobre todo los que no están orientados para usarse con tablets, como el mío) no hay un buen mapa de caracteres y te encuentras con el problema de no poder pulsar la ñ (saliendo por lo general un “;”) o tener vocales sin acentos. Esta pequeña app te adapta tu teclado a la disposición que más te guste, y puedes remapear teclas individuales o combinaciones de ellas. Cuesta 2.30€ pero vale cada uno de sus céntimos.

Stickmount: Con el cable OTG y este programa (y siendo root en el tablet) podrás acceder a tu pendrive, tarjeta de memoria, etc… Es gratis y tan sencillo como instalarlo y olvidarse.

Evernote: Lo mejor para escribir en la nube, con aplicaciones para prácticamente todos los sistemas operativos comerciales (y hasta para navegador de internet), funciones colaborativas, posibilidad de incluir fotos, formatear texto, exportar a todos lados… La versión de pago, al menos para mí, es absolutamente innecesaria.

uTorrent: El famoso cliente de torrent para PC tiene una versión muy buena para Android que funciona muy bien en segundo plano, pero claro, al estar conectado por WiFi si quieres bajarte un fichero grande es conveniente tener la tablet cerca del router y conectada a la corriente.

VLC: También conocido por su versión de PC, las últimas actualizaciones lo han hecho el reproductor de vídeo más potente que he probado. Puede leer gran cantidad de formatos, es posible añadirle subtitulos en un fichero de texto .srt como es costumbre y ordena tus ficheros de vídeo automáticamente.

Google Music: El sistema de música en la nube de Google funciona a las mil maravillas, puedes subir música desde cualquier dispositivo, reproducirla en streaming, bajarla para hacerlo de forma local, comprar discos… Es realmente cómodo, y más barato que Spotify!!

Skype/Hangouts: Ambas aplicaciones funcionan a las mil maravillas para realizar videoconferencia, aunque Hangouts se integra a la perfección y ha desbancado a Skype de mis aplicaciones más utilizadas.

Amazon Kindle: La mejor solución para leer libros electrónicos comprados por Amazon… si no tienes un Kindle pero sí tienes una tablet. También es un lector de PDF excelente donde poder gestionar vuestros apuntes, manuales…

Tampoco es oro todo lo que reluce, hay unas cuantas tareas para las que no tengo una “aplicación perfecta”:
Gestión RSS: ni Feedly, ni Currents, ni Flipboard… no hay una aplicación con la que esté contento. Para mi estaría genial compartir a Facebook con un sólo click (o tap) y que además fuera con un formato bonito, y por supuesto ver los no leídos sólamente, archivar los leidos, etc…

Imágenes: Instagram está muy bien para publicar, Photoshop para editar y Flickr o Facebook para ordenar tu colección, pero no hay una aplicación que aúne todas las funcionalidades, y ojalá la hubiera.

Edición de vídeo/audio: Pasa igual que con las imágenes: hay muchos programas que hacen muchas cosas pero ninguno las hace todas y bien. Además de todo, siempre se suele necesitar una gran pantalla para tener una panorámica del proyecto, varias herramientas para acciones simultáneas (teclado+ratón) y un procesador suficientemente potente para que procesar un minuto de vídeo no te tarde horas. Creo que no son tareas para un tablet.

Juegos: La libertad de inputs que tienes con las tablets es un arma de doble filo con los juegos, ya que no hay una forma fija de jugar y por tanto los periféricos (como gamepads con bluetooth o extrañas cabinets) no son una opción que funcione con el 100% de los juegos. Además de todo, muchas veces los controles están en la propia pantalla, a modo de pad virtual, por lo que te tapan parte de la pantalla aunque no tengas los dedos sobre ella. Debería haber una opción para desactivar esta característica, y en algunos juegos si la hay, pero no es una opción generalizada.

Si tienes alguna duda, quieres que te recomiende alguna tablet, portátil o qué app usaría yo para determinado uso o símplemente quieres aportar tus apps favoritas, no dudes en escribir en el apartado de comentarios que estaré muy pendiente de ellos!

Gracias por tu tiempo, espero que este post te haya sido útil :).

Una revolución en mi Social Media (1 de x)

Hay una cosa que no le es ajena a todo el mundo que me conoce a nivel profesional o curioso-particular: No me gusta Facebook. Aunque no lo parezca, ya que creo y comparto mucho contenido desde allí, y lo uso como centro de comunicación con muchos de mis amigos, los cuales están en una inmensa mayoría muy lejos de mi. Pero son muchas las razones por las que lo considero una muy mal red social, y siempre estoy tanteando alternativas por si algún día suena la flauta y le quitan el trono a Zuckerberg.

Continuar leyendo “Una revolución en mi Social Media (1 de x)”

Cuidadito con eBay

Según mi perfil en eBay, llevo… para 10 años. De noviembre de 2003 dice que es mi cuenta. Y obviamente he visto ya de todo, pero literalmente de todo. Por eso (y otras razones) muchos de mis familiares, amigos… y no tan amigos… me preguntan de todo porque es lógico, cuando juegas con la pasta todo el mundo es precavido. Siempre digo que se vaya con prudencia y que a cualquier rastro de mal rollo, que corten todo tipo de interés en la puja y que avisen a eBay. Y curiosamente tengo actualmente un caso que apesta, apesta mucho, y que quiero compartir con vosotros. Quizá os sirva, pero espero que no tengáis situaciones de este tipo, porque fastidian bastante.

Continuar leyendo “Cuidadito con eBay”

Megathon Windows 8

Hace breves instantes he tenido la oportunidad de asistir al Megathon Windows 8, un Hackathon multiciudad (en mi caso he asistido a la edición de Barcelona) basado sobre todo en programación para Windows 8 y sus versiones móviles. Ha sido muy instructivo y ha cumplido en bastante medida las expectativas que tenía, pero el resultado del proyecto que hemos hecho ha sido bastante desalentador. No es por excusarme ni mucho menos, pero hacía siglos que no programaba para escritorio (y me ha encantado volver), no había tocado nunca la nueva estética Metro (Modern UI), ni había entendido hasta que punto dejaba de ser una estética para ser toda una metodología de trabajo, así que iba más perdido que mi primer día de universidad.

Lo importante es que he sacado muchas cosas en claro, unas cuantas sobre cómo trabajo yo y otras sobre cómo se trabaja a un nivel empresarial más alto. Y hablando de empresas, el Megathon tuvo lugar en las oficinas de Pasiona Consulting, una consultora bastante buenrollera y muy a la vanguardia, o por lo menos eso pareció. Yo, que trabajo en una empresa minúscula y que vengo de un sitio donde empresas puramente informáticas no hay muchas, he acabado con los ojos un poco más abiertos y estoy deseando ya dar más saltos profesionales, todos ellos a mejor, por supuesto.

Por muy bien que se programe con Visual Studio y los ejemplos que haya en MSDN… la verdad es que prefiero quedarme desarrollando por ahora para Android. Para empezar es más barato, para continuar, lo puedo depurar en dos cacharretes por lo menos, y para finalizar… creo que hay mucho más documentado, y hoy día la documentación es oro!